La organización del tiempo en Donyets se entiende como flexible y circular, diferente al tiempo lineal y programado de forma mecánica. Un horario flexible facilita el desarrollo de los mecanismos naturales y las personas crecen y saben sentirse dueñas de esos procesos. 


Abrimos a las 10 de la mañana (pero el espacio está siempre abierto a quien venga más tarde) y nos vamos a las 16h. Los miércoles, hasta las 14h. 

 

UnA jornada en Donyets es así:

  • Entrada. Acogida. Almuerzo con Círculo Mágico (Asamblea).
  • Juego libre, rincones, talleres, proyectos.
  • Preparación comida, comida y limpieza.
  • Juego libre, rincones, talleres, proyectos.
  • Recogida. Despedida.

(En cualquier momento se puede convocar un Círculo Mágico, que por sus características es prioritaria a cualquier actividad.) 


Por un lado, respetamos el ritmo individual y les ayudamos a conectar con sus propios intereses. Eso les lleva a la libre elección de lo que harán durante la jornada, alternando actividades individuales con otras en grupo. Cada día es diferente. Construirán una cabaña, caerán por una cascada y serán salvados por hadas, revisarán un libro de animales salvajes, escribirán en el diario la excursión del lunes pasado, jugarán al dominó de sumas, dibujarán un cohete atravesando el arco iris, continuarán su proyecto sobre el esqueleto, irán al rincón de informática, crearán un nuevo invento con material reciclado o leerán una aventura nueva en un libro. Todo vale si parte del interés real del niño/joven.

Por otro lado, son necesarios los momentos comunes, que son fijos y nos ayudan a trabajar la relación grupal y a estructurar el tiempo, en el paso de una a otra actividad.